¿Qué es el Yoga, o qué no es?

En estos últimos días hablo bastante con otras personas sobre el Yoga y me encuentro con que, entre la gente que no lo conoce, hay una idea bastante errónea de lo que es, basada en todas esas imágenes de posturas acrobáticas, imposibles de realizar para gran parte de las personas, con las que las revistas y publicaciones de carácter general buscan hacer atractivos sus artículos.

La palabra Yoga viene del sánscrito y básicamente significa unión. ¿Qué es lo que hay que unir? Puede ser la unión del cuerpo con la mente y con el alma o espíritu, de forma que dejes de vivir en una constante pelea interna en la que tu mente suele llevar las riendas. Puede ser cuando te sientes unido con todo lo que te rodea, lo que te gusta y lo que no, y te sientes parte de ese todo. Puede ser la unión del Yo individual con el Yo universal (llámalo como quieras, Energía Universal, Conciencia Cósmica, Alma Universal, Dios…). Puede ser un estado de consciencia plena. O todo junto, ¿cierto?

En cualquier caso, el Yoga es un estado y es muy difícil de describir, entre otros motivos porque cada persona es diferente y cada persona lo vive y lo experimenta de una manera distinta.

Las posturas (ásanas) son una parte importante del Yoga, sólo una parte, y no son una limitación a la hora de practicarlo. Cada persona adaptará la práctica física del Yoga a su condición física y a su flexibilidad. Hay numerosas posturas totalmente accesibles y numerosas variantes que sirven como alternativa a las posturas más complicadas.

Quizás sea más fácil decir lo que no es el Yoga:

–          No es acrobacia. Si lo fuera, el circo estaría lleno de yoguis.

–          No es una píldora mágica que te solucione todos tus problemas, aunque posiblemente, con el tiempo, empieces a ver y a vivir las cosas de una forma distinta y a necesitar menos píldoras mágicas.

–          No es ninguna competición. Se puede adaptar y empezar a practicar a cualquier edad y partiendo de cualquier condición física (yo soy un vivo ejemplo, empecé con 40 años y una condición física muy lejos de lo deseable).

–          No es algo instantáneo, sino un proceso lento, aunque al principio puedas sentir algunos cambios rápidos. Necesita una consolidación.

–          No es un método filosófico, se basa en experimentarlo a través de la práctica; los resultados dependen de ti, de tu constancia principalmente y de tu esfuerzo (no de lo que fuerces).

–          No es una religión. Es anterior a las religiones y lo puede practicar todo el mundo, no importan tu religión, tus creencias o tus no creencias.

En sus Sátiras, escribió Juvenal: orandum est ut sit mens sana in corpore sano (Se debe orar a los dioses para que nos concedan una mente sana en un cuerpo sano). ¿Cómo podemos conseguir un cuerpo sano, una mente sana y tranquila, mayor concentración, más felicidad, que tu luz interior brille de nuevo,…? El Yoga es uno de los caminos.

Y tú, ¿qué opinas?

Anuncios

Un comentario sobre “¿Qué es el Yoga, o qué no es?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s