Aprender a meditar (2ª parte)

Mientras realizabas el primer ejercicio (espero que lo hayas hecho), quizás hayas sentido un bombardeo de pensamientos que no sabías cómo parar, quizás te haya empezado a picar la nariz, la oreja, te haya empezado a doler la pierna, quizás tu respiración haya ido pasando por distintas etapas, tranquila, agitada, nerviosa, tranquila de nuevo, quizás tu experiencia haya durado 3 minutos, ó 10, ó 1 minuto, quizás…

Tu cuerpo, tu mente y tu respiración mantienen entre ellos una relación muy especial y se afectan entre sí.

Lo más probable es que en un par de minutos sufrieras un bombardeo incesante de pensamientos, muchos de ellos negativos, dañinos y feos. Si dejas que esos pensamientos pasen de largo, eso es meditación. Tienes que tener una conciencia testigo, observar los pensamientos neutralmente, sin permitir que se guarden en el subconsciente. ¿Difícil? Ahora es posible que te lo parezca, pero con la práctica podrás experimentar algo que has olvidado.

Claves para conseguirlo:

– Mantener el cuerpo quieto. Si no te mueves durante tu práctica, tu mente no tiene más remedio que calmarse, se ve obligada a ello. Este proceso físico es el fundamento de una buena meditación. Los picores y molestias son trucos de la mente para sacarte de tu quietud y evitar que tomes el control. ¡No te muevas!

– Columna alineada. Siéntate en el suelo con las piernas cruzadas o en una silla, con la espalda separada del respaldo para no apoyarte en él durante la meditación, y mantén tu espalda lo más recta posible. Para ello, mantén el ombligo ligeramente presionado hacia tu columna, al tiempo que estiras la parte posterior del cuello y metes ligeramente la barbilla hacia adentro, sin bajar la cabeza.

– Respiración: si no se indica ningún patrón específico de respiración ni ningún mantra audible, respira de forma profunda y consciente, empleando toda tu capacidad pulmonar (especialmente la parte baja de tus pulmones) al inhalar y metiendo hacia adentro el punto del ombligo al exhalar para ayudar a expulsar todo el aire. Si tu respiración es lenta y tranquila, tu mente también se calmará.

– Mantra: son sonidos específicos que puedes repetir mentalmente de forma silenciosa, recitando en forma monótona o cantando. Tiene 2 efectos: por un lado, cambia la frecuencia de tu mente y te ayuda a dejar pasar los pensamientos de largo, manteniendo la actitud de observador, de simple testigo; por otro lado, cada mantra produce una vibración del sonido específica y una estimulación de los puntos meridianos del paladar que pone a trabajar tus glándulas y te lleva a un estado de ánimo positivo.

– Enfoque visual: el punto que más utilizamos en Kundalini Yoga es el “tercer ojo”, donde está situado el 6º chakra. Tienes que mantener los párpados cerrados y llevar el enfoque de tu mirada al punto situado entre tus cejas, un centímetro por encima de ellas. Sí, eso es, tendrás que ponerte bizco con los ojos cerrados y mirando hacia arriba. Al principio puede que te cueste mantener el enfoque, pero con la práctica te será más fácil.

– Mudra: es la postura de las manos. Cada mudra tiene un efecto determinado. El mudra que utilizamos con más frecuencia es Gyan Mudra, que consiste en unir la punta del dedo índice con la punta del dedo pulgar, mientras que el resto de los dedos permanecen estirados.

Ahora que ya conoces la técnica, puedes volver a realizar el ejercicio de la 1ª parte utilizando todas las claves anteriores de forma simultánea y comparar la experiencia con la del primer día. Te resultará más fácil si utilizas de forma silenciosa el mantra Sat Nam. Al inhalar, pronuncia mentalmente “Saaaaaaaaaat” y mientras exhalas pronuncia mentalmente “Naaaaaaaaaam”.

Recuerda no moverte durante la meditación, es la clave principal. Puedes elegir una meditación que te guste y realizarla todos los días, preferentemente a la misma hora. El mejor momento es antes de amanecer o al anochecer. En 40 días habrás creado un hábito. Y recuerda que a meditar se aprende meditando: práctica regular, método correcto y actitud adecuada.

¡Que lo disfrutes!

Sat Nam.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s